Universidades del sur tendrán que ajustarse el cinturón el próximo año

18-09-2017

Reducción. Propuesta de MEF considera menos dinero para casas superiores de estudios de Arequipa, Puno, Tacna, Moquegua y Apurímac. En cambio las dos de Cusco tendrán un aumento sus recursos. ......................................................................................................................... En época de vacas flacas hay que ajustarse los cinturones. Las universidades públicas que dependen de la buena voluntad del Tesoro Público tendrán menos dinero el próximo año. Tanto en gasto corriente como para sus obras. Esta conclusión se desprende comparando el presupuesto de este año y la propuesta para el 2018 que presentó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Salvo las casas de estudios de Cusco, el ajustón es visible en universidades de Puno, Arequipa, Moquegua, Tacna y Apurímac. En 2017, las autoridades universitarias usaron los recursos mayoritariamente en mejorar los servicios educativos para los alumnos, adecuar los programas curriculares, en infraestructura y equipamiento de laboratorios, bibliotecas y otros servicios. Estas acciones están orientadas a conseguir el licenciamiento de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu). Hasta ahora, ninguna casa superior cumple los más de 50 parámetros planteados para garantizar una educación universitaria de calidad. Este requisito es fundamental. Las que no cumplan serán clausuradas. NO SABEN GASTAR Al igual que los gobiernos regionales y municipios, las universidades sureñas no aprovecharon el boom minero que significó un incremento del canon minero para la educación superior. El gasto es su talón de Aquiles. A setiembre de este año, la Jorge Basadre Grohmann de Tacna tiene el mejor nivel de ejecución: 65.6%. La que menos dinero usó es la casa superior de estudios Micaela Bastidas de Apurímac (24.5%) EN QUÉ GASTAN Solo la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac) y la Universidad Intercultural de Quillabamba (UNIQ), ambas de Cusco, tendrán en 2018 más plata que este año. La casa antoniana tendrá casi S/ 10 millones más con relación al 2017, según el proyecto de presupuesto del MEF. En lo que va de 2017, la Unsaac destinó más de S/ 3 millones para el fortalecimiento de la formación en la carrera profesional de Ciencias Forestales y Medio Ambiente de Madre de Dios y más de dos millones en Ingeniería Eléctrica. Para mejorar el servicio de agua potable usó más de dos millones y una suma similar en la renovación del sistema eléctrico. Dos millones 450 mil sirvieron en la vivienda estudiantil. “También se gastó en el impulso a la investigación que recibe casi 30 millones de soles”, según el rector antoniano Nicolás Cáceres Huambo. En el caso de la UNIQ, todavía no cuenta con ningún alumno. Este año tiene en su cuenta más de 34 millones de soles, de los que gastó casi 10 millones en compra de buses para trasladar a alumnos que aún no tiene y otra cantidad en pago de publicidad. Para el próximo año, manejará más de 52 millones de soles. Su fuente mayoritaria también es el canon gasífero. PRIORIDADES EN EL GASTO La Universidad Nacional San Agustín de Arequipa (Unsa) invirtió más dinero en el mejoramiento de las condiciones para la formación académica de los estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (5 millones 231 mil 700 soles). Para mejorar los servicios del comedor universitario, otros 5 millones 898 mil 508 de soles y una cifra casi igual en el mejoramiento del servicio de transporte universitario, entre otros. La Universidad Nacional de Moquegua maneja este año 33 millones de soles. De ese monto, 19 millones de soles sirvieron para la construcción de un local para bienestar universitario. También empezó a levantar el pabellón y laboratorio de Ingeniería Ambiental en la sede central de Mariscal Nieto. Según el presidente de la Comisión Organizadora, Washington Zeballos, el 2018 tienen previsto edificar tres pabellones de Ingeniería de Minas, Ingeniería Agroindustrial y Minas en Ilo. El presupuesto asciende a 50 millones de soles. Con esto, habrán agotado el canon minero previsto en infraestructura. En Tacna, la Jorge Basadre Grohmann recibió este año 85 millones de soles. Su rector, Adilio Portella Valverde, informó que existe un gasto del 65.6%. La mayor parte se canalizó a obras de mejoramiento de facultades, escuelas y laboratorios en estado precario. Tienen 18 proyectos de mantenimiento de infraestructura (9 millones 812 mil soles) En la Universidad Nacional del Altiplano (UNA), el gasto apuntó a mejorar los laboratorios de las escuelas. Por ejemplo, invirtieron 4 millones 754 mil 275 en mejorar los servicios académicos en informática y virtual en las escuelas profesionales. Igualmente, utilizó 3 millones 500 mil soles en la ampliación de la red de telecomunicaciones de la universidad y 2 millones 300 mil para optimizar los servicios de formación educativa en la Escuela Profesional de Arquitectura y Urbanismo. Pero no todo lo invertido en la UNA ha sido para mejorar las condiciones educativas. Las autoridades destinaron 10 millones 914 mil 275 soles en un complejo deportivo en la Ciudad Universitaria. Así está el gasto público.